¿Desestimulan 20 pesos el uso de bolsas plásticas?

El impuesto verde sobre las bolsas plásticas empezó a aplicar desde el 1 de julio de 2017 en Colombia. Según dice el gobierno, la medida del impuesto es desestimular el uso de las bolsas plásticas en Colombia y no una recolección de dinero o enriquecimiento de alguna entidad.

Hoy pase por alto llevar una bolsa cuando fuí a hacer una compra en Vaquita (en serio, lo había pensado) y no tuve más remedio que pedir la bolsa. Sin embargo notemos algo aprovechando esta situación.

¿Que son 20 pesos?

En nuestro país no tenemos monedas vigentes cuyo valor de intercambio sea menor a 50 pesos colombianos, y por ende de una forma rápida diré que cumple con el principio de superposición de estados (inspiración cuántica): "20 pesos es cualquier valor comprendido entre 0 pesos y 50 pesos hasta que una transacción que lo incluya se haga efectiva".

Lo curioso de la forma como toma valor los 20 pesos (en general, cualquier valor menor a 50 pesos), es que no hay una regla real sobre como cobrarlos en la práctica (salvo si es una transacción electrónica, 20 pesos son 20 pesos). Algunas veces observará que se cobra a favor del cliente pero otras veces observará que se cobra a favor del proveedor. Adicional, tenga en cuenta que usted no paga simplemente un elemento, así que afectará en el resultado final que otros valores participen.

Aplicando el impuesto

Analicemos por casos.

Una bolsa plástica aislada

Aislemos primero la compra de una bolsa individual (puede ser en una transacción en la cual el valor ya era ajustado a algo que se puede obtener con las monedas). En ese caso, tenemos que adicionar 20 pesos literalmente.

Resulta que esos 20 pesos no se pueden resolver a favor del cliente (aplicando una regla de redondeo adecuada) porque en ese caso, nunca se habría cobrado el impuesto y además el almacén tendría que hacerse responsable por dicho valor colectivo (tras la totalización de bolsas entregadas). ¡Claro que no!, ellos no pueden perder (triste realidad).

Eso lleva a que los 20 pesos los asume el cliente, entregando la moneda de menor valor vigente, 50 pesos, y no puede esperar que se le devuelvan 30 pesos. Luego, se nos cobra 2.5 veces el impuesto realmente.

\begin{equation*} 50 - 20 = 30 \approx 0 \qquad \text{Nuestros vueltos.} \end{equation*}

Así, si nos cobrán 20 pesos de impuesto verde nos estarían "robando" disimuladamente 30 pesos si solo requeríamos de una bolsa. Suponiendo una recolección del impuesto, es simple ver que por cada 5 bolsas sobre las cuales aplique el impuesto, el almacén debe entregar 100 pesos pero habrá ganado 150 pesos (los 30 pesos que no tenía como devolver en cada bolsa).

\begin{align*} 20 \cdot 5 = 100 & \qquad & \text{Impuesto verde recolectado.} \\ 30 \cdot 5 = 150 & \qquad & \text{Queda para el almácen.} \end{align*}

Transacción con otros productos o múltiple bolsa

Realmente la mención anterior solo es un caso muy ideal. Como el impuesto verde aplica en almacenes y cadenas, no en las tiendas, notarán que no es habitual que el precio de un producto o que el valor total a pagar sea un múltiplo de 50 pesos.

Pues bueno, ¿que pasa en ese caso? Para responder ejemplificaré con mi suceso del día de hoy. Al comprar dos mantequillas, cada una por valor de 9780 pesos (noten eso, faltan justo 20 pesos para el redondeo superior), me generá un subtotal de 19560 pesos, que a la hora de pagar y resuelto a favor del almácen, serían 19600 pesos. Como la necesidad puede (¡ojo!, siempre nos mueven las necesidades), pedí la bolsa (después de notar el valor parcial facturado), generando un valor total de 19580 pesos (que aún así me cobraron como 19600). Es decir, podría haber pedido una bolsa para cada unidad y pagar exactamente el mismo valor.

Aquí queda claro mi mención al principio de superposición de estados, los 20 pesos se volvieron 0 pesos (a favor del cliente), pues el valor pagado era el mismo que de por si ya debía pagar.

Factura de compra evidenciando que el impuesto no afecta.

Transacción bajo necesidad

Como lo dije en la sección anterior, las necesidades nos mueves. ¿Han visto que los usuarios del D1 no pidan bolsas? Los almacenes D1 y Justo y Bueno, siempre han cobrado sus bolsas como parte de su modelo de negocio. Su argumento esta entre otras, que reducir sus gastos asociados a empaque y vitrina llevan a mejores precios para el consumidor. Siempre e visto en el D1 a los clientes salir con montones de bolsas (incluso cuando facilitan cajas de cartón de manera gratuita -que no promocionan ni ofrecen-). Personalmente, desde que mi hermano me contó para que eran las cajas, solo hago uso de ellas cuando voy al D1, pero veo claramente que no es una práctica común.

Debo reconocerlo, si la compra es grande las cajas no son la mejor forma de llevar el mercado si te toca cargar. Luego, el usuario con sus amplias compras simplemente pedirá las bolsas que requiere (si, pagaban sin problema ni reclamo bolsas a 50 pesos -y lo siguen haciendo por bolsa individual redondeada a 100, o el redondeo respectivo de múltiples bolsas a 70-).

Mi concepto

Oficialmente no he visto que haya una estrategía planeada aún para el uso de los recursos, de hecho, la fuerte crítica es porque no hay claridad si quiera sobre la recolección o no del impuesto por parte del Estado.

Mientras eso no sea claro, y con lo expuesto en mi primer caso, es claro que si lleva al enriquecimiento (no se que tantas bolsas individuales se vendan en dicha condición, pero aún recolectando el impuesto, queda más para el almácen que para el Estado). ¿Se desestimuló la adquisición de la bolsa? No, el usuario, como lo expuse en el tercer caso finalmente la necesita. Vivimos aún en una sociedad sin consciencia ecológica en la cual, 50 o más pesos que nos cobren no generará la consciencia que como sociedad no hemos tenido. La meta del impuesto es llegar a 50 pesos por bolsa en el 2020 pero los usuarios al ir a D1 y Justo y Bueno ya estaban pagando eso antes.

¿Y que pasa con el segundo caso expuesto? Bueno, ese ratifica más que el impuesto cobrado no sirve de nada. Solo por casualidad como me paso a mi, o algo más premeditado (aunque no vale la pena), es posible ahorrarse el impuesto de 2 bolsas. Incluso, si el mismo producto en una tienda vale por ejemplo 9600 y en el almácen vale 9580, el valor de la bolsa ya estaría en el ahorro respecto a una tienda.

Comentarios

Comments powered by Disqus